NORMAN HOGUE PLAYS LOUIS PRIMA

El carismático trombonista norteamericano Norman Hogue repasa con elegancia y humor las reconocibles canciones de un mito como Louis Prima. Una auténtica fiesta con canciones tan conocidas como “Just a Gigolo”, “Sing, Sing, Sing”, “Banana Split” y tantas otras…

Louis Prima, siciliano-americano criado en el barrio de Tremè, Nueva Orleans, era el “king of swing” hasta que Benny Goodman versionó su canción “Sing Sing Sing!”. No obstante el usurpador, Louis hizo historia en Las Vegas, Nevada, con su tercera esposa, la gran cantante Keely Smith, swingueando cada noche desde el Kasbah Lounge al Sahara Hotel and Casino. Norman Hogue y su grupo están homenajeando a esa gente y a esta época supuestamente irrepetible, aquí y ahora.

El fantástico trombonista norteamericano Norman Hogue presenta este proyecto destinado a homenajear la obra de Louis Prima, el trompetista tejano. Para ello se ha reunido con varios de los jazzmen madrileños más destacados: Rafa Serrano, como Sam Butera, al saxo tenor, Erika López al piano, Fernando Lupano al contrabajo, Daniel García Bruno a la batería… y presentando a Florencia Bègue como Keely Smith. Una sensacional puesta en escena para recordar temas clásicos del jazz de todos los tiempos.

Hermano menor del también trompetista, Leon Prima, Louis empezó a tocar la trompeta muy joven y de forma autodidacta, en Texas, cuando la orquesta de Pet Kelly estaba en aquella localidad y su hermano formaba parte de ella. En 1922 formó su primer grupo en el que también estaba Irving Fazola. Tras unos tres años de actividad, a finales de los años veinte reformó su grupo y logró actuar en el “Saenger Theatre” y en otros locales de Nueva Orleáns. En 1934 se traslada a Nueva York para actuar en la famosa Calle 52, y más en concreto, en el club “Famous Door”, uno de los siete clubes de jazz que en aquella epoca existían en la “Swing Street”, como era conocida en los ambientes musicales de Harlem.

Por su grupo fueron pasando grandes solistas, entre los que cabe destacar George Brunis, Sidney Arodin, Claude Thornill, George Van Eps, Pee Wee Russell, o Eddie Miller. Su éxito, debido no tanto a sus cualidades como trompetista, dado que en la mayoría de las ocasiones se limitaba a imitar los sonidos de la trompeta de Louis Armstrong, se fraguó por su capacidad de showman dentro de un escenario. Su característica voz ronca, y sus dotes de interpretación, agradaban al público que, noche tras noche, pasaban por los clubes en busca de diversión por encima de la calidad de la música. Sus discos más representativos, desde el punto de vista jazzistico, son los primeros de su carrera, grabados en su mayoría para el sello Capitol, y en especial el grabado en 1957 y titulado “The Wildest”. Dos años mas tarde grabaría en directo desde el club Tahoe uno de sus discos en directo importantes, titulado “The Wildest show at Tahoe”.

A partir de mediados de los años cincuenta formó pareja profesional con su mujer, Keely Smith, actuando en los mas elegantes night clubes de Nueva York, Los Ángeles, Hollywood y Las Vegas. Louis Prima tuvo también la habilidad de ser el autor de algunos temas celebres, como “Robin Hood”, “Angelina” y, sobre todo, el maravilloso “Sing, Sing, Sing”, uno de los temas del swing más electrizantes de la historia y que popularizó el clarinetista Benny Goodman en el célebre concierto de enero de 1938 en el Carnegie Hall. Años después, “Sing, Sing, Sing” sería utilizado con profusión en numerosas películas del cineasta Woody Allen, como por ejemplo la espectacular “Asesinato en Manhattan”.
https://normanfhplayslouisprima.wordpress.com/