FERNANDO CABRERA

FERNANDO CABRERA  está protagonizando uno de los fenómenos rioplatenses más singulares de los últimos años, “tatuó a una camada de músicos indie que vieron en él la posibilidad de hacer un tipo de canción popular diferente. Hay diez canciones por lo menos que se ganaron el cielo: “Te abracé en la noche”, “Viveza”, “El tiempo está después”, “La balada de Astor Piazzolla”, “Dulzura distante”, “La casa de al lado”… Cada uno tiene su Cabrera personal. …y en vivo una oportunidad de frotar la lámpara y –si se quiere, si se hace el esfuerzo– ver a un genio”.  Mariano del Mazo

Siendo una personalidad artística extremadamente inquieta, con muchísimos temas compuestos, otros tantos arreglados, discos editados, muchos temas de otros autores recreados e incluso su poética publicada (“Mudanza”, en Brasil , y el DVD / libro “Intro”) Cabrera no se detiene y continua sorprendiéndonos. Su primera biografiá llego a las librerías en ‘Cabrera según Fernando’, libro de los periodistas Andres Pampillon y Jorge Temponi que concentra en 180 paginas una serie de entrevistas con el cantautor de Paso Molino en el 2016.

Sobre “432”

“Un nuevo disco de Cabrera es siempre una buena noticia y 432 (…) se ubica fácilmente entre lo mejor de la producción de quien es hoy el músico en actividad más influyente de nuestro país” (Brecha, 19/1/18)
 
“El nuevo disco es pura música uruguaya porque Fernando Cabrera es pura música uruguaya (…) 432 es una prueba más de que Cabrera está en un momento imperdible, una coyuntura que ya lleva cuatro décadas” (El País, 19/2/18)
 
“Hay algo de una serenidad y ¿optimismo? En 432 (…) Parece haber la virtud de un boxeador que cada vez pega menos pero más fuerte y más certero”. (La diaria, 3/1/18)
 
“(…) después de haber editado una quincena de discos Cabrera todavía tiene tela para cortar (….) sus letras merecen más análisis que las del promedio (…) Cierra el set acústico una de las joyas del disco, Alarma, (…) una perla más en el rosario de análisis de la realidad por parte de Cabrera (…) (432 es) una formidable puerta de entrada para quienes todavía no se han empapado con su obra”. (La diaria, 19/1/18)
 
“(…) Cabrera padece de un síndrome agudo de compositor-poeta, (…) lejos de florearse con su competencia y su erudición musical, pone esos recursos técnicos al servicio de la canción (…) Así se ha labrado, tallado de a poco, un cuerpo de canciones que prácticamente no tiene igual. (…) En resumen, el tipo de disco maduro, definitivo, que uno espera de Cabrera a esta altura de su admirable carrera. (Relaciones, marzo/18)
 
El gran cantautor uruguayo vuelve a deslumbrar en su último trabajo discográfico (…) que lo muestra como un músico de amplio vuelo artístico. (…) junto con esa forma de reunir la poesía con la música que a veces exhibe una fluidez descansada y otras, una cálida rispidez”. (Clarín, 10/7/18)