DAVID TORRICO Y BANDA

«Tenía ya un par de grabaciones danzando por las estanterías, de manufactura casi doméstica, pero “La primera piedra” constituye el esfuerzo más evidente de David Torrico por incorporarse a la primera división de trovadores peninsulares. Y el reciente treintañero de Leganés quiso celebrarlo anoche en la Galileo Galilei con pleno de amistades sobre el escenario y entre el público. Se evidenciaron complicidades múltiples, vivencias compartidas, simpatías indisimuladas. Pero también la sensación de que este muchacho tierno y sonriente constituye una propuesta diferente a la consabida canción amorosa o comprometida. Una alternativa puede que aún por madurar, pero macerada con sensibilidad y perseverancia.» (“Una voz diferente”. Fernando Neira. “El País”. 17-6-2014)
«David es un gran músico que lucha y se empeña –como objetivo prioritario– por la calidad y por la autenticidad de sus composiciones y de su buen cantar. Siempre que le he visto y le he escuchado cantando ha sido en camino –¡creciendo!–…; reflexionando sobre su realidad – ¡buscando! y ¡experimentando!–…; y, sobre todo, amando la música y la “canción de autor” y haciéndolas evolucionar, o sea, ¡dignificándolas! No caben en la obra de David y en sus conciertos concesiones fáciles a la mediocridad o al estancamiento ni de sus textos, ni de su música… ¡Lo suyo es crecer!… ¡Rodearse de complicidades que aman la música como él y crecer juntos!… Y todo ello disfrutando y con una total espontaneidad; sin aspavientos, ni falsas y forzadas escenografías… En los conciertos de David Torrico la única escenografía posible es la que delata su pasión por la música, su naturalidad y esas complicidades amigas que le acompañan en sus grabaciones y en el escenario.» (Fernando G. Lucini)

«No es de los que se detienen en la seguridad del camino conocido y espera que la música llegue, sino que toma el derrotero difícil e inexplorado y desde allí nos llama y nos invita al descubrimiento. Escuchando sus canciones me parecía, tanto y mas que un cantautor, un pintor, por la manera de utilizar la armonía y el texto, casi se puede mirar a través y ver colores y matices, y trazos de geografías humanas.» (Carlos Trova)

Daniel García: Batería
Sergio Fernández: Bajo y Contrabajo
Rubén García: Piano y Teclado
David Torrico: Voz, Guitarra, Mandola y Pandereta